16 de abril de 2024 2:41 pm
SAN SALVADOR DE JUJUY CLIMA

CIRCULAR INFO

Sergio Berni criticó con severidad al PJ y elogió a Victoria Villarruel: “La quiero siempre en mi equipo”

Un día después del congreso en Ferro, el senador bonaerense Sergio Berni cuestionó duramente al Partido Justicialista (PJ) porque “no es capaz de movilizar ni a sus propios congresales” y sorprendió al señalar que quiere “en su equipo” a la vicepresidenta Victoria Villarruel.

“La doctora Villarruel es un personaje político que tiene autonomía de pensamiento y lo celebro. Ojalá los nuestros tuvieran la misma autonomía de pensamiento, en vez de agachar la cabeza todos los días”, elogió el ex ministro de Seguridad bonaerense, en una clara referencia a las últimas declaraciones que hizo la dirigente de La Libertad Avanza (LLA).

Berni fue incluso un paso más allá. “Yo la quiero en mi equipo”, aseguró en declaraciones a Radio 10, y apuntó: “Puedo no compartir algunas cosas, pero me parece que es una dirigente a la que por supuesto la quiero en mi equipo”.

Con un discurso explosivo, el ex ministro de Seguridad de Axel Kicillof deslizó su amargura y desencanto con la realidad del Partido Justicialista (PJ), que ayer celebró un acto partidario para encaminar el proceso de renovación de autoridades. “El próximo congreso se va a hacer en un habitáculo de 3×3… Si sobraban sillas por todos lados. Ni siquiera es capaz de movilizar a sus propios congresales. Nunca vi una cosa así, es el resultado de un statu quo”, fustigó.

Berni graficó en sus palabras lo que consideró como un congreso deslucido, donde apenas se aceptó un pedido de licencia del ex presidente Alberto Fernández como titular del partido y fue un acto “meramente administrativo”. “El peronismo no tuvo la pasión y lo que se tiene que tener para pedirle la renuncia a un presidente que se jactó, y nos faltó el respeto, diciendo que se sentía más cerca de la cultura hippie que de ‘las 20 verdades’ del peronismo”, reprobó.

Y continuó: “Hay una suerte de statu quo donde nadie quiere mover nada. Algunos sacan ventaja de esa inactividad del peronismo; lo que no entienden, es que cada vez le va a ir peor”.

“Esto es cualquier cosa menos peronismo”

El ex ministro de Seguridad bonaerense, que en los últimos años se distanció del kirchnerismo, consideró que el partido tiene que volver a sus bases y hacer una elección interna para definir una nueva conducción. Sin embargo, marcó con severidad las dificultades internas: “Hoy el que gana no conduce y el que pierde tampoco acompaña; esto es cualquier cosa menos peronismo”. Y abundó que el justicialismo “se ha convertido en un partido burocrático en el que nadie quiere ir a una elección porque tienen miedo de mostrar su peso electoral”.

Y agregó: “Ni siquiera es una crisis, lo tienen naturalizado. Es mucho más preocupante”. “El peronismo se acostumbró tanto a la cultura del fracaso y se amarró a eso como un náufrago a un salvavidas. Hicimos un congreso para hacer una comisión política, cada vez estamos más lejos del peronismo”, repudió.

Molesto, Berni ilustró como problema en el PJ fue evitar tratar la conducta de los diputados tucumanos que responden al gobernador Osvaldo Jaldo y decidieron romper el bloque de Unión por la Patria. Recordó que el partido ni siquiera tuvo candidato a presidente en los últimos comicios, porque Sergio Massa era del Frente Renovador, y lamentó la dinámica del congreso, al que no fue “ni la mitad” de los invitados, en un síntoma de que el peronismo “no convoca ni a los propios”. “Ayer hicieron un congreso y fueron tan irrespetuosos que los mismos integrantes del consejo, mientras los compañeros querían hablar, se levantaban y se iban. Si vos hacés venir a todos los compañeros del interior, flaco, quedate hasta las 5 de la mañana, pero escuchá uno por uno”, acotó.

En su balance, Sergio Berni planteó que la lógica de construcción política que imperó en el peronismo en los últimos años es expulsiva y que, tras las últimas elecciones, se están viendo los resultados. “Te sentís permanentemente echado”, sostuvo el senador bonaerense, que aclaró personalmente tener “un temple de acero” y ratificar que se quedará siempre dentro de la organización. “Los echaron a todos. ¿Qué pasó que echamos a tantos compañeros que tienen protagonismo en otros partidos? Yo voy a pelear hasta el último aliento, no es gratis enfrentarse a toda esa estructura”, subrayó.

Y concluyó: “Lo único que tiene que hacer el peronismo es aplicar su doctrina. El peronismo no tiene que encontrar un rumbo, sino volver a sus bases”.

Fuente: Infobae