12 de junio de 2024 12:57 pm
SAN SALVADOR DE JUJUY CLIMA

CIRCULAR INFO

Milei recibió un fuerte respaldo de todo el arco religioso del país

El presidente de la Nación, Javier Milei, recibió el apoyo de todos los sectores del arco religioso durante una celebración interreligiosa que se celebró en la Catedral Metropolitana. El encuentro fue encabezado por el Arzobispo de Buenos Aires, Jorge García Cuerva, que estuvo acompañado por líderes de diferentes religiones.

Participaron el arzobispo griego, Iosif Bosch; el Obispo anglicano, Brian Williams; el representante de ACEIRA, pastor Christian Hooft, el rabino Shimon Axel Wahnish y Sheij Salim Delgado Dassum, representante de la comunidad islámica. Cada uno de ellos se expresó en el altar y frente al Jefe de Estado, que se sentó solo y pasó casi toda la ceremonia apoyado sobre el bastón de mando.

Milei llegó a la Catedral apenas unos minutos pasadas las 19:30, luego de unir el trayecto que distancia la iglesia de la Casa Rosada caminando junto a todo su gabinete. Con una sonrisa tatuada y saludando a las personas que se habían apostado sobre las vallas que rodeaban la Plaza de Mayo, el Presidente recorrió, a paso firme, 170 metros de asfalto rodeado por la cápsula de seguridad que se puso en funcionamiento a partir de hoy.

En la Catedral estuvieron presentes dirigentes políticos de distintos sectores. El anfitrión fue el Jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri, que estuvo junto a gran parte de su Gabinete. Entre ellos uno de los que sobresalió por el abrazo en el que se fundió con Milei, fue Roberto García Moritán, que es Ministro de Desarrollo Económico de la Ciudad de Buenos Aires.

También estuvieron el senador nacional de San Luis Adolfo Rodríguez Saá y el gobernador de Catamarca, Raúl Jalil. Ambos peronistas y opositores al gobierno que comenzó este domingo. Con otro dirigente en el que se fundió en abrazo fue con el flamante ministro de Seguridad porteño, Waldo Wolf, que durante la campaña previa al balotaje manifestó su apoyo a la candidatura libertaria.

El ex canciller Jorge Faurie, que estuvo a cargo de toda la coordinación del ceremonial y protocolo de la jornada, se pegó a Milei para indicarle cada paso de los que debía dar dentro de la Catedral. En las primeras filas estuvo ubicada la pareja el nuevo presidente, Fátima Flórez, que fue ovacionada por los seguidores libertarios cuando llegó a la iglesia.

Uno de los saludos más efusivos de Milei fue con el vicepresidente de River y CEO de Aeropuertos Argentina 2000, Matías Patanian, con quien se abrazó en los últimos bancos de la Catedral. El Jefe de Estado estaba visiblemente cansado y poco transpirado por el calor de una jornada donde el termómetro llegó a marcar 27 grados.

En lo que respecta al mensaje religioso, García Cuerva fue el primero en hablar. “Nuestro país es nuestra casa. Somos conscientes que nuestra casa ha sufrido y sufre muchas tormentas, sufre torrentes de exclusión, de dignidades pisoteadas, de inflación, de grietas, de intereses mezquinos, de desencanto y sueños rotos”, indicó.

En ese sentido, explicó: “Hoy nos toca a nosotros recordar, reforzar y valorar los cimientos que nos permitieron mantener viva la esperanza en los momentos más acérrimos, porque siempre es posible renacer si lo hacemos entre todos”. Además, dijo que uno de los cimientos más golpeados es “la fraternidad” y que hay que insistir en “trabajar en la unidad de los argentinos”.

En la parte más política del mensaje, García Cuerva aseguró que “habrá tormentas inesperadas como fue, por ejemplo, la pandemia de covid que aún hoy nos duelen tanto sus consecuencias, pero tenemos que advertirnos de las tormentas que nosotros mismos podemos crear, y con la que hacemos tambalear la casa, nuestro querido país”.

“Son las tormentas de la intolerancia, de sentirnos dueños de la verdad, los oportunismos políticos, los mensajes de desesperanza y pánico, el creer que cuánto peor, mejor. Un vendaval de conflictos y enfrentamientos que nos urgen a la reconciliación y la paz”, agregó.

En representación de la comunidad evangélica estuvo el presidente de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA), el pastor Christian Hooft. “Nuevamente nos encontramos Señor en un momento crítico, un momento bisagra, a 40 años ininterrumpidos de democracia. Pedimos tu ayuda. Piedad y misericordia por Argentina. No aceptamos la maldición de la pobreza para nuestra Nación”, señaló.

Y después continuó: “Nos diste un país de abundancia, pero no hemos sido buenos administradores. Descuidamos el lugar que nos diste entre las naciones. Te rogamos que podamos volver a ser ese país grande y bendecido. Que como el Ave Fénix nos levantemos de las cenizas otra vez como tantas que lo hemos hecho”.

“Rogamos por este nuevo gobierno. Que les des la sabiduría, la templanza y la prudencia necesarias para llevar adelante los cambios, para implementar las políticas indispensables para el bienestar de todo nuestro pueblo”, expresó el pastor en el tramo final de la celebración religiosa.

El arzobispo la Iglesia Ortodoxa Griega del Patriarcado de Constantinopla, Iosif Bosch, rezó y pidió por el futuro del gobierno de La Libertad Avanza (LLA). “Señor te rogamos por la nación argentina, concédenos fortaleza para enfrentar las adversidades, prudencia para expresar nuestros disensos, justicia para combatir la inequidad y sensatez para elaborar los juicios”

“También danos entereza para soportar las pruebas, valor para la autocrítica, generosidad para que el bienestar no sea de unos pocos, concordia para luchar todos juntos y armonía por el bien de los argentinos”, sostuvo frente a la atenta mirada de Milei. Y agregó: “Que podamos ponernos todos juntos de pie, como merecen todos los argentinos de buena voluntad. No permitas que nunca traicionen la confianza de este pueblo que le concedido la responsabilidad de conducirnos”.

A su turno, el obispo anglicano, Brian Willamns, hizo su invocación. Dios te pedimos por nuestro presidente y nuestra vicepresidenta para que tengan sabiduría frente a las decisiones difíciles que tienen que tomar cada día y que afectarán la vida de muchísimas personas. Dales compasión por los mas vulnerables y necesitados, otórgales coraje para el desafío que están asumiendo y que no se sientan abrumados”, expresó.

Otro de los referentes religiosos en hablar fue el rabino Shimon Axel Wahnish. “Hay un versículo que dice el Rey David en los salmos. Siete veces se cae una persona justa y se levanta. Es una enseñanza maravillosa. El valor humano reside en la capacidad de caerse y volver a levantarse, y volver a esperar con fe y esperanza. Como pueblo argentino sabemos de eso. Sabemos levantarnos y volver a empezar”, aseguró.

“Dios tiene fe en usted señor presidente y en todos los gobernadores. Tiene fe en que nos volvamos a poner de pie juntos para poder construir una sociedad con libertad, justicia y bondad”, cerró. Una vez que concluyó la celebración, Milei se abrazó con el rabino durante largos segundos y se emocionó hasta las lágrimas.

Fuente: Infobae