22 de febrero de 2024 12:31 pm
SAN SALVADOR DE JUJUY CLIMA

CIRCULAR INFO

El incendio en el Parque Nacional Los Alerces ya destruyó más de 3.100 hectáreas de los bosques de Chubut y Río Negro

El Comando Unificado del Parque Nacional Los Alerces y el Servicio Provincial de Manejo del Fuego de la Secretaría de Bosques de Chubut informaron que el incendio forestal desatado en el Parque Nacional Los Alerces arrasó con 3.147 hectáreas, según los datos que recabaron durante la jornada del sábado. “El fuego continúa activo en la mayoría de los frentes”, alertaron.

Las autoridades publicaron un último informe sobre cómo se desarrollaron las tareas de contención, en las cuales participaron más de 260 brigadistas que se desplegaron por ocho sectores de la reserva natural, con el objetivo de evitar que las llamas continúen expandiéndose por el territorio. Hasta el momento, señalaron que las tierras quemadas pertenecían a bosques ubicados en las jurisdicciones de Chubut y Río Negro.

“Se emplearon herramientas manuales en los puntos críticos del incendio forestal, combinando con el trabajo de los medios aéreos y la maquinaria vial”, apuntaron en el comunicado al asegurar que fue “un día productivo”. Asimismo, indicaron que se destinó maquinaria vial para abrir cortafuegos y fajas de contención en los sectores que se encontraban más cercanos a las estructuras edilicias y los caminos rurales internos que son utilizados por los equipos a cargo del operativo.

De acuerdo con la información obtenida por Télam, los organismos comunicaron que hubo apoyo aéreo de helicópteros y aviones hidrantes que descargaron agua sobre los puntos más críticos, pese a que las tareas más arduas fueron realizadas por los expertos que ingresaron por tierra a la zona del incendio. Además, los drones de observación fueron utilizados para monitorear el desarrollo de las llamas y, así, evaluar el estado de situación de los frentes de fuego.

“El fuego continúa activo en la mayoría de los frentes, comportándose con especial intensidad cuando llega a los cañadones, generando condiciones extremas”, explicaron desde el Comando Unificado al anticipar que el operativo que se desplegará el domingo deberá ser modificado ante el aumento de temperatura y la presencia de viento que fue pronosticada en la zona.

En este sentido, el jefe del departamento de Incendios Comunicaciones y Emergencias (ICE) del Parque Nacional Los Alerces, Mario Cárdenas, precisó que “se están llevando adelante los trabajos planificados y tratar de cumplir los objetivos que se planifican, desde afianzar líneas, realizar las líneas de control y dejarlas afianzadas, también ancladas”.

Este domingo a la mañana, a casi 10 días de que se iniciara el incendio forestal, Cárdenas aseguró que el fuego “sigue activo en todos los sectores”, pero destacó que ayer fue uno de los pocos días que no hubo tanto viento en la zona afectada. “Eso permitió que los trabajos planificados para realizar en el terreno se hayan podido concretar. El viento nos complicó varias veces y provocó que el incendio avance por momentos con mucha velocidad y comportamiento extremo. Hay veces que tenemos que retirar a los brigadistas del lugar por seguridad”, explicó.

Las autoridades confirmaron que los servicios turísticos habilitados funcionan con normalidad, aunque aconsejaron conducir con extrema preocupación por el tramo de la ruta provincial 71 que atraviesa la reserva. Además, recordaron que por la zona tienen prioridad de paso los vehículos destinados a trabajar en el operativo.

El incendio forestal fue detectado en la noche del 25 de enero, cuando reportaron que dos focos ígneos se habían activado en la zona conocida como Bahía Rosales. Aparentemente, la cercanía que tenían los puntos ayudó a que estos terminaran por unirse y se incrementara la intensidad del fuego, sobre todo, por la presencia de flora autóctona que quedó destruida.

Ante el daño que generó el fuego en la región, la Policía Federal Argentina (PFA) fue asignada para peritar la zona, con el objetivo de comprobar la hipótesis de que se trató de un acto provocado por un tercero. En paralelo, el Gobierno de Chubut se constituyó como querellante en la investigación encabezada por la Justicia Federal, con la esperanza de que se apliquen “medidas ejemplificadoras” contra los presuntos autores.

Uno de los indicios presentados por los investigadores apuntó a la posibilidad de que el fuego “fue encendido al anochecer, sabiendo que el combate de incendios, por protocolos de seguridad, debe realizarse de día”. Incluso, plantearon que el hecho de que hayan sido dos puntos diferentes podría ser la prueba de que “se trató de algo premeditado”.

Por otro lado, uno de los guardaparques señaló como presuntos responsables a la comunidad mapuche “Resistencia Ancestral Mapuche (RAM)”, liderada por Facundo Jones Huala, que usurpó parte del territorio del Parque Nacional Los Alerces, debido a que los integrantes del grupo habrían realizado amenazas en las redes sociales.

En simultáneo, la secretaria de Bosques de Chubut, Cecilia Gajardo, remarcó que había una similitud notable entre el incendio actual y el que tuvo que ser combatido el año pasado en una zona muy cercana a la actual. “Se inició de la misma manera: en horas de la noche mediante focos menores que después se unen y conforman un incendio forestal grande porque son prendidos de manera que es difícil atacarlos a todos juntos”, expuso.

La investigación no cuenta con ningún detenido por los hechos, debido a que los funcionarios judiciales no reportaron haber encontrado pruebas de los presuntos responsables de haber generado el incendio. Sin embargo, un líder mapuche llamado Cruz Cárdenas fue sospechado de supuestamente haber iniciado el fuego.

Fuente: Infobae