25 de mayo de 2024 7:22 am
SAN SALVADOR DE JUJUY CLIMA

CIRCULAR INFO

Ante inversores en Washington, Caputo dijo que la inflación seguirá bajando y habló del cepo

El ministro de Economía, Luis Caputo, aprovechó su participación en la asamblea del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington para reunirse con inversores y brindar detalles sobre cómo seguirá el plan económico.

El encuentro privado fue organizado por el banco JP Morgan y participaron unos 400 referentes del mercado (inversores, banqueros y analistas financieros) que se encontraron en un salón repleto.

El ministro de Economía, acompañado por el secretario de Finanzas, Pablo Quirno, aseguró que la inflación continuará a la baja, aclaró que no es inminente la unificación de los mercados y dijo tener pleno respaldo político de Javier Milei.

“La herencia que recibimos fue incluso peor de lo que esperábamos. No, no hay dudas. No puedo decirles el nivel de las cosas que presenciamos. Una vez que llegamos al poder, es realmente difícil de creer. Es difícil decirlo sin hacernos sentir mal a todos. Pero la realidad es que casi todo el mundo esperaba que ocurriera una crisis. Cuando dije que me iba a unir al Presidente, todos me dijeron, no seas el primero, porque el primero seguro es el que también se quema”, describió Caputo al comenzar su exposición, según informó el periodista Román Lejtman​ en Infobae.

Y añadió: “Esencialmente, estamos tratando de arreglar todos estos problemas siendo extremadamente ortodoxos en el lado fiscal y también en el lado monetario. El lado fiscal parecía una tarea imposible. Incluso los economistas más respetados, decían que era imposible reducir el déficit fiscal más de dos, dos puntos y medio en un año. Y pudimos llegar a un superávit financiero en el primer mes”.

Así, continuó: “Y la razón por la que ponemos tanto énfasis en esto es porque, como todos saben, como formuladores de políticas en Argentina, no tenemos las mismas herramientas que en cualquier país desarrollado, porque no tenemos credibilidad. Así que no importa si llego y digo que vamos a llegar a un superávit fiscal en dos años, o que el Banco Central no va a financiar más al Tesoro, la gente simplemente no lo creerá. Dirán, está bien, a ver si cuando tengan 100.000 personas en la calle, a ver si pueden lograrlo. A ver cuándo vence un bono, si incumplen o piden el dinero al Banco Central”.

“Lo que teníamos que hacer era esencialmente alcanzar el equilibrio fiscal por nuestra cuenta, porque sabíamos que iba a ser muy difícil aprobar la ley desde el principio, particularmente en las provincias, sabiendo que estábamos en una posición débil porque, seamos realistas, ellos son la oposición. No quieren que te vaya bien sin importar lo que digan en la televisión. Quiero decir, no quieren que te vaya bien. Y si te ven en una posición débil, lo van a explotar”, señaló.

Caputo defendió su estrategia respecto de los distintos tipos de cambio

“Vamos al equilibrio fiscal que sirve como un ancla muy fuerte a pesar de que algunos intentan socavarlo. La segunda cosa que teníamos que hacer, y es de vital importancia aunque sé que al principio hubo muchas críticas, fue optar por tipos de interés reales negativos muy altos y muy severos. No teníamos más remedio, si no lo hubiéramos hecho probablemente ya estaríamos en hiperinflación”, señaló, según consignó Infobae.

La convocatoria del JP Morgan para escuchar a Caputo llevaba como titulo “Argentina: estabilización, regulación y crecimiento sustentable”. En este marco, el comentario obligado del ministro estaba vinculado a la inflación y su evolución.

“La inflación continuará. Y la única razón es porque los argentinos están con esta tendencia a pensar que todo va a salir mal. Entonces ¿qué pasó? Casi todo el mundo fijaba el precio de sus productos en la tienda de primera línea con un dólar a 2000, porque eso es lo que les decían todos los economistas de Argentina. Esto va a 2000 el dólar, o a 3000. Los precios se fijaron a un tipo de cambio muy alto que no ocurrió”, dijo el jefe del Palacio de Hacienda.

Caputo dijo que esperaban que la inflación fuese “significativamente menor a lo que pronosticaban los economistas en Argentina. Y pronosticaban un 30% en diciembre; un 30% en enero y un 20% en febrero. La inflación acabó situándose en 25%, en Diciembre; 20% en enero; 13% en febrero, 11% en marzo. Y lo más probable es que vuelva a ser de un solo dígito en abril”.

“El mensaje más importante que quiero transmitirles es que no vamos a abandonar estas políticas, pase lo que pase. Y créanme, no he visto a nadie en mi vida con un nivel de convicción como el que tiene este presidente. Elogio mucho al presidente por esto, porque estando allí, sé que la reacción normal es dar marcha atrás cuando las cosas se ponen tensas, particularmente cuando no tienes apoyo político. Este presidente nunca dará marcha atrás”, destacó.

Por último, cuando ya llevaba 50 minutos describiendo su mirada del plan económico, Caputo descalificó a la oposición política y valoró el respaldo de la opinión pública frente al programa de ajuste.

“Si ven la política a la antigua usanza, es como un negocio, no como un servicio público. Y quieren administrar ese negocio. Y para poder gestionar ese negocio, quieren echarnos, necesitan echarnos. Se están dando cuenta de que eso no está funcionando. Han hecho prácticamente de todo estos tres, cuatro meses, y no ha funcionado en absoluto, como dije. Quiero decir, no es sólo que el nivel de popularidad del presidente esté aumentando; se están volviendo cada vez más impopulares”, dijo.

“Lo que demuestra que esta vez hay un cambio en la Argentina. Y repito, esto es lo más importante, porque muchos siempre nos hacemos la misma pregunta: ´¿cuándo los argentinos iban a aceptar que tienen que abrocharse el cinturón y hacer la tarea?´ Y creo, nuevamente, que esta es probablemente la primera vez que los argentinos responden a esta pregunta de manera tan alta y clara. ¿No?”, completó Caputo.

Caputo celebró la baja de precios de las prepagas

El ministro de Economía celebró este miércoles la rebaja en el precio de las cuotas de las medicina prepaga, afirmó que es un “alivio para la clase media” y destacó la labor de los funcionarios que participaron en la decisión.

Prepagas deben retrotraer precios fuertemente de acuerdo al dictamen de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia.

“Gran trabajo Juan Pazo y Pablo Lavigne en la Secretaria de Comercio, utilizando las herramientas institucionales como corresponde, y por supuesto un gran alivio para la clase media”, señaló Caputo en su cuenta de “X”.

Pese a profesar ideas de libertad en la fijación de precios, Caputo celebró la regulación. Esta postura se suma a las quejas que les hizo a supermercados y productores alimenticios por las promociones en base a cantidad y no por precio.

En ese sentido, el ministro había señalado que esas empresas de medicina privada le estaban “declarando la guerra a la clase media”.

“Nosotros desde el Gobierno vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para defender a la clase media”, expresó el funcionario a través de su cuenta de X (antes Twitter). También había remarcado que a las prepagas “se les fue la mano con los aumentos”.

Esas declaraciones del ministro provocaron la respuestas de esas empresas, cuyos representantes pidieron una reunión urgente con Caputo.

“Las empresas de medicina prepaga no son formadoras de precios. En todo caso el impacto de la inflación del país cruza transversalmente todos nuestros costos, de la misma forma que impacta sobre cada familia argentina”, afirmaron en su momento las cámaras de medicina prepaga en un comunicado que llevaba las firmas de Cimara, Ademp y Cempra.

Fuente: Perfil