18 de junio de 2024 9:14 pm
SAN SALVADOR DE JUJUY CLIMA

CIRCULAR INFO

Alertan sobre el peligro para la Argentina por la aparición de la droga que causa estragos en los Estados Unidos

La Defensoría del Pueblo bonaerense advirtió hoy sobre el riesgo de un aumento en el consumo de fentanilo en la Argentina luego de la caída de una banda narco en la Villa Fraga, del barrio porteño de Chacarita, a la que ayer se le secuestró ese poderoso opioide, además de dosis de cocaína, pasta base, marihuana y efedrina.

“La Argentina experimentó un aumento en el uso de fentanilo, y el ingreso ilegal de esta droga a través de las fronteras representa un enorme desafío para las autoridades. Por eso, el control de los puntos de entrada y la colaboración internacional son esenciales para prevenir la propagación de esta sustancia”, explicó el defensor del Pueblo Adjunto bonaerense, y responsable del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos, Walter Martello.

El funcionario difundió un informe realizado sobre este potente opioide sintético que emergió como una preocupación en el ámbito de la salud pública.

“Si bien la situación más grave se registra en Norteamérica, la Argentina no es ajena”, sostuvo Martello, quien agregó que “es importante tener presente que este opioide sintético es hasta 50 veces más fuerte que la heroína y 100 más que la morfina”.

Y explicó que hay dos tipos de fentanilo; el fentanilo farmacéutico y el fabricado ilícitamente, y que ambos “se consideran opioides sintéticos”.

“El fentanilo farmacéutico es recetado por los médicos para tratar el dolor intenso, especialmente después de una operación y en las etapas avanzadas del cáncer. Sin embargo, los casos más recientes de sobredosis relacionadas con el fentanilo están vinculados al fabricado ilícitamente, que se distribuye en mercados ilegales por su efecto similar al de la heroína”, comentó el defensor adjunto.

El informe que citó el funcionario bonaerense fue elaborado sobre la base de datos recabados durante la participación en la última sesión de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (Cicad) de la OEA, celebrada en diciembre de 2023, y también se incluyeron datos del Informe 2023 elaborado por la Oficina contra la Droga y el Delito de las Naciones Unidas (Onudc).

Peligro en Chacarita

El fentanilo ha generado efectos devastadores en los Estados Unidos, arrasando las vidas de miles de personas en ciudades como San Francisco y Filadelfia, donde el fenómeno desató una crisis de salud y seguridad pública. A los adictos a este opiáceo sintético 100 veces más poderoso que la morfina y 50 veces más que la heroína se los llama The walking dead, virtuales zombies de aspecto físico deteriorado que se paran en posiciones inverosímiles y se desplazan por las calles con lentitud, torpeza y sin rumbo, como “muertos vivos”. Esa peligrosa sustancia –una partida de cocaína cortada con un derivado, el carfentanilo, provocó hace dos años una ola de muertes en el conurbano– apareció a la venta en el asentamiento del barrio de Chacarita.

Luego de una redada de la Policía de la Ciudad, tres personas fueron detenidas tras cinco allanamientos en la Villa Fraga. La fuerza rastreaba desde hacía meses a una banda que vendía fentanilo, cocaína, efedrina, paco y marihuana en la zona.

Secuestran fentanilo a una banda narco del barrio Fraga

El fentanilo es conocido como “la droga zombi” por los efectos que genera en el comportamiento de quienes la consumen de manera recreativa. Es un potentísimo analgésico y su acceso es limitado al uso con prescripción médica, por lo que en general está en los botiquines farmacéuticos de los hospitales. Su consumo fuera de supervisión profesional afecta severamente el sistema nervioso central y genera dependencia psicológica y física. Una pequeña dosis puede resultar letal.

La investigación sobre el caso de Chacarita comenzó en agosto último, tras una serie de denuncias de vecinos que informaban de la existencia de una nueva banda compuesta por familiares y dedicada a la comercialización de estupefacientes en el Barrio Fraga. Se informaba que la organización narco estaba creciendo en estructura a partir de ocupar el lugar que había dejado vacío alias “Shakira”, quien, con un ejército de soldaditos y dealers dominó el negocio narco en ese territorio hasta que fue detenida en septiembre pasado.

En rigor, fueron dos las bandas que cayeron hace tres meses: por un lado, la de “Shakira”, considerada “la reina de la droga” en la Villa Fraga, y por el otro, “La banda de la 9″, encabezada por dos hermanos peruanos que vivían en la manzana 9. Con los líderes de ambas organizaciones arrestados, empezó a ganar terreno en la zona“la banda de Beatriz”.

Como resultado de diferentes investigaciones, personal de la División Antidrogas Norte de la Policía de la Ciudad reunió suficientes pruebas a partir de tareas de campo encubiertas: seguimientos de los sospechosos y grabaciones de las transacciones de los dealers con los clientes. Se destacaron la captura de videos de cámaras cenitales con drones que revelaron la existencia de la organización. Con toda información recabada se pudo identificar a los integrantes de la banda.

El modus operandi

Los “pioneros de la droga zombi” en Villa Fraga tenían dos puntos de venta: uno funcionaba en el playón que conecta la manzana 1 con la manzana 3, y el otro, en un gazebo frente a la manzana 7. También poseían su protocolo de escape: en las inmediaciones de los puestos de venta tenían sectores de ocultamiento y puntos estratégicos de fuga en caso de una eventual intervención policial.

En la banda, además de los dealers y proveedores, había “soldaditos” y “satélites” que se encargaban de custodiar los alrededores y de dar aviso en caso de que advirtieran caras infrecuentes en el lugar. Beatriz, la líder de la organización, tenía seguridad personal. Nunca caminaba sola por el barrio: era flanqueada por dos hombres armados.

Con esos datos, el Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas Nº30 delegó en la Unidad Fiscal Especializada en la Investigación de Delitos Vinculados con Estupefacientes (Ufeide), a cargo de la fiscal Cecilia Amil Martín, una serie de allanamientos en el asentamiento y en el barrio de Chacarita para dar con los integrantes de la organización criminal.

Es así que personal de la División Antidrogas Norte, de la Policía de la Ciudad, realizó los procedimientos de manera simultánea en cuatro viviendas del Barrio Fraga.

En una de las viviendas allanadas en la manzana 1 fue detenida la hija de Beatriz y su pareja. Por otro lado, en un edificio situado en Triunvirato al 2400 fue detenida la nuera de Beatriz, también presunta integrante de la banda.

En el global de los allanamientos fueron secuestrados 83 envoltorios de cocaína, 98 de pasta base y una piedra de la misma sustancia, de 11,6 gramos. También, siete ampollas de fentanilo, cinco de efedrina y una de rocuronio, un bloqueador y relajante muscular utilizado en ciertas intervenciones quirúrgicas, como anestesia para intubaciones.

Por otro lado, incautaron 11 envoltorios de marihuana; dos trozos de la misma sustancia prensada, de 478 gramos; cinco teléfonos celulares, tres cartuchos de escopeta, 13 municiones de calibre 9 milímetros, 25 proyectiles calibre 45; dos remeras de color azul con insignias de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y un chaleco refractario con la misma inscripción; una balanza de precisión, y un sello médico perteneciente a un anestesiólogo.

Asimismo, en inmediaciones del lugar se detuvo a un joven al que se le secuestraron cinco envoltorios de cocaína, 12.600 pesos y un celular; el juzgado interventor resolvió su imputación, pero también decretó su excarcelación.

La Justicia dispuso el secuestro de toda la droga y los elementos para fraccionarla y pesarla, y la detención de los tres imputados por infracción a la Ley 23.737, de Estupefacientes.

Por su parte, el personal del SAME atendió a un efectivo que realizaba los operativos y fue mordido por un perro en uno de los allanamientos.

Fuente: La Nación