14 de junio de 2024 9:48 am
SAN SALVADOR DE JUJUY CLIMA

CIRCULAR INFO

Juicio a Alperovich por abuso sexual: la querella pidió su condena y el ex gobernador lloró en la audiencia

Con una nueva jornada a sala llena, el juicio contra el ex gobernador José Alperovich entró en su etapa final: la querella reclamó esta mañana su condena por “múltiples hechos de abuso sexual de variada naturaleza” en perjuicio de su “entonces secretaria privada y sobrina segunda”. El exsenador, entre lágrimas, y acompañado de sus hijos, escuchó en silencio la acusación que analizó con detalle cada una de las agresiones que le endilgan. Aún falta que le pongan un número de años a ese pedido de condena y luego llegará el turno de la fiscalía.

“Se puede afirmar, más allá de toda duda razonable, que José Alperovich es el autor de todos los hechos (…), que ocurrieron en diferentes domicilios ubicados tanto en esta ciudad como en San Miguel de Tucumán y en el vehículo de Alperovich, en el contexto de las salidas diarias -para la campaña de 2019-. Para cometer los hechos, el imputado se valió de su enorme poder que detentaba a nivel laboral, familiar y político en toda la provincia. Él había sido elegido tres veces gobernador y era, para la época de los hechos, senador nacional y asesor ad honorem para la provincia”, expresó Carolina Cymerman al iniciar su alegato ante el juez Juan Ramos Padilla, titular del Tribunal Oral Federal 29 a cargo del debate.

-En el primero de los hechos- el imputado le metió su mano por la espalda por el corpiño, la besaba, la babeaba, chocando sus dientes contra los de ella. Fue todo una sorpresa. F.L. retraía su cuerpo diciendo que no quería, hasta que pudo salirse. Le dijo que ella lo energizaba y volvió a besarla. Le hizo sentir su erección. F.L. no pudo reaccionar, estaba paralizada, pero le dijo que no quería. Para ella eso fue espeluznante. La situación no fue ni siquiera de conquista sino de avance”, precisó la querellante.

En rigor, Carolina Cymerman y su colega Pablo Rovatti consideraron comprobados los tres hechos de abuso sexual -dos de ellos en tentativa- y seis de violencia sexual agravada por acceso carnal consignados en el auto de elevación a juicio. Para los acusadores particulares, el político cometió los delitos entre el 14 de diciembre de 2017 y el 26 de marzo de 2018 en San Miguel de Tucumán y Yerba Buena -Tucumán-, y en un departamento del imputado en el barrio porteño de Puerto Madero.

“El testimonio de la víctima constituye una prueba fundamental en casos de violencia sexual. Su testimonio es la primera prueba de que dice la verdad, de que ha sufrido muchísimo a raíz de las violaciones que ha cometido el acusado. Luego de su denuncia -a fines de 2017- hubo una brutal campaña de deslegitimación de su palabra, y sin embargo, ella siguió adelante”, explicó Cymerman, y luego añadió: “Su testimonio fue contundente, aportó precisiones y detalles escabrososos. La idea de un relato fabricado, como intentó instalar el acusado, es ridícula”.

La denunciante se incorporó como su mano derecha a fines de 2017 al equipo de Alperovich para “manejarle la agenda” en la campaña electoral donde competiría -y perdería en cuarto lugar- contra el entonces gobernador Juan Manzur. En ese tiempo, el acusado ejercía la senaduría nacional tras ser electo en 2015. El 24 de mayo de 2019 la joven presentó su renuncia al espacio.

Meses después, la joven publicó una carta acusando a su tío segundo, quien pidió licencia sin goce de sueldo en la Cámara Alta. Allí se abrieron dos investigaciones -una en Tucumán y otra en Buenos Aires- que luego se terminarían unificando por orden de la Corte Suprema de Justicia.

Fuente: Infobae