22 de abril de 2024 4:26 am
SAN SALVADOR DE JUJUY CLIMA

CIRCULAR INFO

40 años de la Macintosh: la computadora de Apple que revolucionó el mundo informático

Un aviso publicitario con una producción cinematográfica reproducido en el entretiempo de la final del Super Bowl, el evento deportivo más visto en Estados Unidos, anunció en enero de 1984 el lanzamiento de Macintosh, la computadora personal desarrollada por Apple que hace 40 años revolucionó la historia de la informática.

Hasta el momento sólo los entendidos tenían acceso no solo a las computadoras sino también a saber utilizarlas, ya que para hacerlo había que ordenar una serie de complicadas líneas de comandos.

Por el contrario, la Macintosh era un equipo compacto, con pantalla y disquetera y lo revolucionario de su diseño era que contaba con una interfaz gráfica que permitía a los usuarios utilizar un mouse para pulsar sobre los íconos de la pantalla, un dispositivo de los años 60 y que “la Mac” generalizó.

“La revolución de Macintosh en su primer modelo, el 128, era que tenía interfaz gráfica de usuario, o sea, el usuario puede interactuar con la pantalla con los distintos íconos, podías tener una carpeta, una papelera de reciclaje”, señaló en diálogo con Télam Carlos Chiodini, cofundador y presidente del Museo de Informática de la República Argentina.

Este dispositivo era, “a mi entender, una extensión de lo que debía haber sido Apple Lisa que salió antes y ya tenía la misma interfaz y mouse”, destacó el especialista y remarcó que “todo eso ya se había inventado, pero lo que hizo (Steve) Jobs (cofundador de Apple) fue adaptar todo esto a la Macintosh 128”.

“Cuando Jobs tiene la Mac 128 armada, se da cuenta que no tenía programas para ponerle, la computadora tenía algunas carpetas, un reloj, pero no tenía nada más, entonces este le pide a Microsoft que le prepare programas, de hecho, la primera suite de Office fue creada para la Macintosh 128, no fue armada para Windows, de ahí surge toda la historia de enemistad entre las empresas”, agregó Chiodini.

La Mac 128 era un dispositivo que tenía un CPU y monitor integrado, con un teclado con “flechitas” para desplazarse por las celdas, con una unidad de disquete de 3,5 pulgadas y 400K y un microprocesador Motorola CISC 68000 (MC68000) a 8 MHz.

El aviso publicitario con el que se anunció su lanzamiento fue una súper producción dirigida por Ridley Scott (director de Alien, Blade Runne, Gladiador y Napoleón, entre otras películas), emitido en el descanso del tercer tiempo de la final de fútbol americano Super Bowl, que fue visto ese año por 77,6 millones de telespectadores, según el grupo Nielsen, especializado en medición de audiencia.

El anuncio, inspirado en el libro de George Orwell, “1984”, advierte un escenario de un futuro distópico en el que una multitud de hombres grises, vestidos igual, observan con atención el discurso que un “Gran Hermano” -en referencia a la firma competidora IBM- sostiene desde una pantalla gigante.

Simultáneamente, se ve a una mujer corriendo con una remera blanca en la que se advierte un dibujo de una computadora y una manzana mordida (logo de Apple) que con una masa destroza la pantalla, librando a la población del discurso y aparece una leyenda que reza: “El 24 de enero Apple Computer presentará Macintosh y usted verá por qué 1984 no será como ´1984´”.

Apple pagó 800 mil dólares (unos 2.5 millones de dólares en la actualidad) por el espacio publicitario de 60 segundos en el principal espectáculo deportivo de Estados Unidos, además de miles para la producción del anuncio, según el libro “Apple Confidential 2.0” de Owen Linzmayer.

La primera Macintosh fue un producto de lujo y se comercializó a 2.495 dólares (unos 7.400 dólares actuales), mientras su principal competidor, el PC de IBM, costaba 3.270 dólares (10.000 actuales).

“Revolucionó el mercado y la historia de la informática porque obligó después a IBM a salir del de DOS (sistema operativo) y a pedirle a Microsoft que le vendiera su sistema Windows en su versión 1.2 y hasta la versión 3.11 durante casi 10 años”, agregó Chiodini.

“Jobs supo crear una necesidad en los usuarios; creó la necesidad y además le dio la solución, en una máquina, después en lo que fue el iPhone, también con la música”, aseguró el especialista y destacó que en ese entonces Apple fue una compañía “realmente innovadora, que hacía temblar al mundo de la tecnología”.

Asimismo, agregó que, después de la muerte del cofundador, la firma “ha seguido mejorando lo que ya estaba, pero no hay nada nuevo, no ha creado nada novedoso, como la época de Jobs”.

“Mac siempre fue una excelente computadora, pero hay que entender que es un equipamiento es caro, y no es asequible a todo el mundo”, puntualizó Chiodini.

El lanzamiento de la Mac 128 rompió la brecha del consumo de este tipo de productos que era solo destinado a profesiones específicas y logró meterse en muchos hogares estadounidenses dada la simpleza de su utilización.

En la actualidad, las computadoras MAC originales alcanzan los 2.000 euros (casi 2.200 dólares) en subasta y los documentos internos de su presentación fechados en octubre de 1983, aún más cotizados por los coleccionistas, superaron los 12.000 dólares en 2022 en RR Auction.

Hoy a 40 años del lanzamiento del dispositivo que revolucionó por completo el uso de las computadoras la empresa apunta al desarrollo de la inteligencia artificial (IA) para implementarla en sus dispositivos y llevar la experiencia del usuario a un nuevo nivel.

Según analistas, el mercado mundial de computadoras personales, que se desplomó con el auge de los teléfonos inteligentes, está siendo revitalizado por la tendencia a trabajar y seguir cursos a domicilio, así como por el interés masivo en adaptar la inteligencia artificial a las PC.

A diferencia de los teléfonos inteligentes la utilización de la IA en las computadoras permite contar con “un equipo de asistentes profesionales” para ayudar al usuario con cualquier tarea y los documentos permanecen guardados y protegidos allí ahorrando espacio y costos de almacenamiento en la nube.

Fuente: Télam