19 de mayo de 2024 5:42 pm
SAN SALVADOR DE JUJUY CLIMA

CIRCULAR INFO

Pablo La Villa: “En Jujuy, la Defensoría del Pueblo es el primer escudo que tiene la gente”

La Defensoría del Pueblo de la provincia de Jujuy se creó por la Ley 5111 y comenzó a funcionar durante 2003. Desde aquel momento se encarga de promover derechos individuales y colectivos, además de controlar la actuación de los funcionarios provinciales y municipales en el ejercicio de sus funciones. En relación a las autoridades, la figura del Defensor del Pueblo es elegida a propuesta del bloque opositor mayoritario, junto con dos adjuntos.

A través de la reforma constitucional hecha en la provincia durante 2023, se reguló el funcionamiento de la Defensoría del Pueblo jujeña. La Ley 6380 estableció autonomía financiera y funcional absoluta para el organismo, que ahora cuenta con presupuesto propio y no depende de ningún poder del Estado.

Para conocer el funcionamiento, cómo es el vínculo con la ciudadanía, los principales reclamos que recibe y los desafíos por delante, en el marco de la serie de entrevistas Defensores de la Argentina, El Auditor.info se comunicó con el Defensor del Pueblo de Jujuy, Pablo Luis La Villa, quien está en el cargo del organismo desde diciembre de 2023.

– ¿Cuál es la tarea del Defensor del Pueblo en Jujuy?

Ser defensor del vecino, de la ciudadanía, en contra de los poderes provinciales, municipales y de los entes autárquicos. El objetivo es la protección de los derechos humanos y los intereses de los ciudadanos jujeños, en contra de las decisiones administrativas y legales.

– ¿Cuál es la importancia que tiene el rol del Defensor?

La importancia fundamental es que somos el primer escudo que tiene la gente respecto de decisiones de los municipios, de la gobernación, antes de ir a la justicia. Tratamos de solucionar problemas, como puede ser la falta de comunicación o de respuesta. Ayudamos a la gente en contra del propio gobierno, somos la primera defensa y de forma gratuita.

– ¿Qué implica ser Defensor? ¿Cuáles son los desafíos?

Para mí, que vengo del campo social y soy abogado, lo principal del Defensor es el trabajo de campo que hay que hacer con la gente por cuestiones simples; un trámite para dar de baja un medidor o cuando no tienen respuesta de un asunto doméstico. El trabajo que hace un defensor es inmenso, colaboramos en las pequeñas cosas diarias.

– ¿Cómo es el vínculo que tiene con la ciudadanía? ¿Conocen a la Defensoría?

Yo estoy hace poco, pero considero que el grado de conocimiento no es el que esperamos. Lo medimos a través de una encuesta. Algunos no nos conocen y los que sí conocen a la Defensoría no tienen una buena referencia con respecto a nuestro poder de resolver las cosas. Nos estamos dando a conocer a través de las redes como un lugar al que pueden recurrir y estamos sacando la Defensoría a la calle a través de una oficina móvil. Tenemos un plan que estamos implementando para que la Defensoría Móvil salga de lunes a viernes con un horario de atención más amplio, para ir visitando los barrios y atender las temáticas que nos competen.

– ¿Cuáles son los principales reclamos de la gente?

En 2022 y 2023, según un relevamiento que se hizo, los principales reclamos fueron en contra del Ministerio de Educación y del Ministerio de Salud. En Educación, por los retrasos enormes e injustificados para el cumplimiento de procesos administrativos, como puede ser el otorgamiento de títulos secundarios o intermedios en institutos que dependen de la provincia. En el área de salud, por la demora en los turnos, en las atenciones, en la programación de operaciones.

– ¿Cuál es el objetivo de la Defensoría para 2024?

Reposicionar a la Defensoría como un organismo de protección de derechos del ciudadano en casa central y en las localidades del interior donde tenemos repartición. Queremos que la gente nos conozca más y que tenga mayor confianza en nuestro trabajo.

– Hoy en Jujuy se habla del litio, ¿lo ambiental ingresa dentro del trabajo de la Defensoría?

Con la reforma de la Constitución, donde en un capítulo especial, la Defensoría fue instituida con raigambre constitucional y se estableció que los temas ambientales, como derecho humano, pueden ser tratados por la Defensoría. El litio y la extracción de cualquier material pueden ser tratados, siempre y cuando se vulneren los derechos de la ciudadanía. Si la Secretaría de Minería o la empresa estatal del sector no hacen bien los deberes, como la reparación ambiental, o los estudios de impacto, por supuesto la Defensoría podría intervenir.

– ¿Qué implica que los argentinos no tengan designado un Defensor del Pueblo de la Nación durante estos 15 años?

Como ciudadano nunca entendí el motivo político por el cual no se nombró una institución tan importante para los argentinos, como el Defensor del Pueblo de la Nación. No hay explicación racional. El Defensor es una persona que tiene un contacto directo con la gente y en vez de verlo como un enemigo hay que verlo como un amigo, para que su trabajo ayude a hacer más eficiente la gestión.

– ¿Cómo repercute en la sociedad no tener Defensor del Pueblo?

La gente no tiene un lugar donde sus reclamos tengan eco, donde pueda desahogarse o tener una representación gratuita para solucionar sus problemas, teniendo que recurrir siempre a un privado.

Fuente: El Auditor