14 de junio de 2024 9:39 am
SAN SALVADOR DE JUJUY CLIMA

CIRCULAR INFO

Fue condenada a perpetua por la muerte de su pareja

Una mujer fue condenada a la pena de prisión perpetua, luego de quedar debidamente acreditado que asesinó a puñaladas a su novio, en un hecho ocurrido en el barrio Roberto Sancho de la ciudad de San Pedro de Jujuy, el pasado 7 de diciembre de 2022.

Se trata de Paula Virginia Vaca (32), quien era novia de Marcelo Albarracín, y terminó atacando a puñaladas al joven, luego de impedir que se retire del lugar, luego lo arrastró hasta su casa, le cambió de ropa y mientras lo bañaba, el joven que tenía 26 años murió a causa de un shock hipovolémico.

En la producción de los alegatos, los fiscales de Cámara Agustín Jarma y José Alfredo Blanco detallaron cómo ocurrieron los hechos, con los elementos de pruebas que obran en el expediente judicial y explicaron a través de una infografía, la ubicación de cada testigo que expuso su declaración, ante el Tribunal en Función de Juicio.

Fue así que quedó acreditado que el joven oriundo de la localidad de La Mendieta, identificado como Marcelo Augusto Albarracín (26), llegó hasta el domicilio de su pareja Paula Virginia Vaca (30), ubicado en el faldeo de La Merced, detrás del barrio Roberto Sancho, en inmediaciones de la plazoleta La Madre.

Vaca lo recibió en la puerta de su casa e inició una acalorada discusión, que terminó cuando Albarracín intentaba salir de la escena a bordo de una motocicleta y fue atacado a puñaladas, una de ellas impactó en la zona torácica, que le provocó la muerte.

Los fiscales acreditaron que cuando Albarracín cayó pesadamente al suelo ensangrentado, Vaca lo arrastró hasta su domicilio, le quitó sus prendas de vestir y lo tiró en la bañera, para limpiarle las profundas heridas que presentaba.

También se pudo constatar que la mujer alertó a familiares y amigos para que la ayuden con esta situación, pero en ningún momento alertó al sistema de emergencia Same 107 para que le salvaran la vida a su novio.

La defensa técnica de Paula Virginia Vaca fue ejercida por Sergio Valdecantos, quien intentó introducir la hipótesis que la mujer era víctima de violencia de género y que el crimen se dio en medio de una pelea, donde la mujer habría propuesto un exceso en legítima defensa.

Los alegatos de Valdecantos fueron echados por tierra con la declaración de los vecinos de Vaca, quienes la describieron como una mujer “extremadamente violenta, conflictiva y reaccionaria” a cualquier tipo de situación.

Por otra parte, los informes psicológicos presentados por los profesionales del Ministerio Público de la Acusación describen la personalidad de Vaca como una persona agresiva y de poca tolerancia a la frustración, con características totalmente contradictorias a la personalidad de una mujer que sufrió en algún momento violencia de género.

Además, los fiscales expusieron ante el Tribunal que sobre Vaca pesan tres denuncias penales por agresiones, dos en contra de los padres de sus dos hijos, una por provocar lesiones leves con arma blanca agravadas por el vínculo, otra por lesiones leves con elemento contundente (piedra) agravadas por el vínculo y la última por provocar lesiones graves a su pequeña hija.

Como representante de la querella adhesiva participó María Arellano del Centro de Asistencia a la Víctima, quien adhirió al pedido de los fiscales.

Fuente: Diario Panorama