24 de febrero de 2024 5:24 am
SAN SALVADOR DE JUJUY CLIMA

CIRCULAR INFO

Son hermanos, crearon una empresa de cosmética cannábica y ya exportan a España

Directo desde Rosario a España, una empresa santafesina logró la primera exportación de un producto cosmético hecho a base de cannabidiol. La PyME santafesina 420 CBD Premium lo hizo con su aceite para masajes que, vale aclarar, es de venta legal y está aprobado por ANMAT.

Para conocer su historia hay que hablar con Lautaro y Gerónimo Gieco, dos hermanos abogados que empezaron la empresa con la creación de un gel íntimo cuando la venta de productos hechos a base de derivados del CBD todavía no estaba aprobada en la Argentina.

Los hermanos vieron el potencial que podía tener esta industria, además de los beneficios que podía traer esta materia prima, y se juntaron con un equipo de biotecnólogas y ginecólogas con quienes trabajaron en el desarrollo.

Si bien Gerónimo (el mayor de los dos, de 37 años) había trabajado como vinculador tecnológico en el CONICET, lo cierto es que ninguno de los dos tenía experiencia en la materia, aunque sí habían tenido otros emprendimientos propios. Además, Lautaro, de 35 años, había trabajado en la municipalidad de Rosario.

“El hecho de que sea un emprendimiento familiar y entre hermanos hace toda la diferencia. Vale la pena. Es un gran equipo. Y si no fuéramos hermanos, sería distinto”, dice Gerónimo Gieco.

Así, el primer producto vio la luz oficialmente en septiembre de 2021, y empezaron vendiéndolo en sex shops.”El óleo íntimo está desarrollado por médicas ginecólogas especialistas, y está pensado, no solo para el placer, sino también para la salud, por ejemplo, de mujeres que están en la menopausia, porque fomenta la lubricación natural. Fue una innovación, algo totalmente disruptivo que en América latina no existía”, cuenta el mayor de los hermanos, quien destaca que en menos de seis meses su gel 420 Placer ya se vendía en todas las provincias del país.

Para esa época, en la Argentina surgía la primera reglamentación que permitía hacer productos a base de derivados del CBD de forma legal. Así que la empresa mutó y se enfocó en conformar un equipo de cosmética cannábica con el que desarrollaron Relax, un gel para masajes que obtuvo la aprobación de ANMAT a fines de 2022.

“Ahí cambiamos todo. Este es un producto cosmético y legal, y pasamos a venderlo formalmente en growshops, farmacias o dietéticas. Mitigamos una gran demanda que había, y fuimos los primeros. Habíamos resuelto lo más difícil que era importar la materia prima y lograr la aprobación de ANMAT, por lo que decidimos ir por más”, explica el emprendedor.

Para empezar con 420 CBD Premium, los hermanos consiguieron un préstamo de $ 200.000 del Banco Municipal de Rosario. Luego, para la segunda expansión de la empresa, se hicieron de US$ 8000 gracias a la venta de un lote que tenían en conjunto. Mientras que la próxima etapa de desarrollos la podrán financiar gracias a una línea de crédito de $ 23,2 millones que les concedió el Ministerio de Economía de la Nación.

Con eso están en proceso de desarrollo de cinco nuevos productos: una crema facial hidratante, una nueva versión de su óleo íntimo con ácido hialurónico, una crema rejuvenecedora para la piel de las mamas y una línea capilar de shampoo y acondicionador. Todos los productos son veganos, libres de crueldad animal y sin TACC. “Apuntamos a la salud cosmética, hacia el bienestar y el cuidado del medio ambiente”, agrega Gieco.

Relax, un gel para masajes que obtuvo la aprobación de ANMAT a fines de 2022, fue el producto que exportaron a España.
Con un equipo de trabajo que ya supera las 25 personas, la empresa va a cerrar el año con presencia en más de 800 farmacias y droguerías del país. Además, concretaron acuerdos con más de 50 distribuidores mayoristas de dietéticas y 10 de cosmética.

Pero el gran hito de este año fue su desembarco en Europa, que llegó a través del interés de la empresa catalana Medcan, la primera clínica legal española de orientación e información sobre tratamientos médicos con cannabis medicinal.

“Nos conocieron cuando vinieron a la Argentina, y les interesó nuestra innovación, vieron un producto que allá no existía y se sumó el hecho de la estructura de costos que permite hoy el país. Ese tridente nos permitió iniciar el proceso”, menciona el emprendedor.

Así, los hermanos esperan terminar el año con una facturación de $ 40 millones, y ya están en conversaciones con potenciales compradores de distintos países de América latina como Chile, Perú y Uruguay. Además, planean abrir una primera ronda de capital privado el año que viene para continuar con su expansión.

“El hecho de que sea un emprendimiento familiar y entre hermanos hace toda la diferencia. Vale la pena. Es un gran equipo. Y si no fuéramos hermanos, sería distinto”, concluye el emprendedor.

Fuente: Cronista.com