17 de abril de 2024 9:29 pm
SAN SALVADOR DE JUJUY CLIMA

CIRCULAR INFO

El mapa de los ingresos en Argentina: cómo se distribuyen y las provincias con más peso

De la serie de Distribución del Ingreso del Indec surge que en Tierra del Fuego el ingreso per cápita familiar (cantidad de dinero que se estima para cada miembro del hogar) alcanzó en septiembre 2023 a $200.000, el nivel más alto del país. Sin embargo, la provincia concentra apenas el 0,7% de los recursos monetarios del total de la población de la Argentina.

Según los datos que surgen de la Encuesta Permanente de Hogares la media del ingreso per cápita familiar varía entre $58.000 y $210.000. En el extremo más alto aparecen la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), junto a Tierra del Fuego ($200.000) y Santa Cruz (153.000 pesos).

Apenas por detrás figuran La Pampa $150.000, Neuquén $149.000) y Chubut 141.000 pesos.

En la parte más baja del ranking figura Chaco, con una media de ingreso per cápita familiar de sólo $58.000 en septiembre último, La Rioja $69.000 y Formosa $74.000. No muy lejos aparecen Santiago del Estero $75.000, Jujuy $83.000 y Salta 84.000 pesos.

Cómo se distribuyen los recursos monetarios

Cuando es toma en cuenta el ingreso monetario total, de fuentes laboral y no laboral, se observa una correlación importante con el tamaño de la población de cada jurisdicción, aunque hay excepciones.

Provincias como Buenos Aires (concentra 41,1% del total país), Santa Fe 8,1%, y Mendoza 3,2%, muestran correlación directa con la representatividad de sus habitantes sobre el total país.

Por el contrario, jurisdicciones como CABA (12,7%) Chubut (1,7%), Santa Cruz (1,2%) y Neuquén (1,2%), entre otras, exhiben mayor relevancia en relación a su participación sobre el total de habitantes.

También existen otros casos llamativos, como los de Tierra del Fuego y La Pampa, que están en la cima de las provincias con mayor nivel de ingresos individual, pero están en el piso del ranking, en el agregado del país.

A qué se deben las diferencias

Más allá del tamaño de la población, hay diferencias notables en el ingreso medio total por provincia. De hecho, existe una brecha del 260% entre la jurisdicción con mayor nivel de ingresos (CABA) y la menor (Chaco).

El economista Jorge Day, del Ieral (Fundación Mediterránea), observó que la distribución del total de los recursos monetarios entre los habitantes tiene coherencia con el tamaño de la población de cada jurisdicción, pero también con la distribución del Producto Bruto Geográfico (PBG). “Las provincias que producen más (mayor PBG), tienen mayor participación en el mapa de distribución de la masa salarial. Es algo razonable”, comentó.

Ahora bien, cuando se analizan las brechas del ingreso medio per cápita familiar, se llega también a otras conclusiones. “El ABC de los salarios nos indica que los ingresos tienden a ser mayores mientras más productivos son los sectores económicos de cada provincia”, apuntó el economista.

Jorge Day detalló algunos de los puntos que conducen a mayor productividad. “Una alternativa es tener puerto y ser capital del país, donde se concentran la mayoría de las casas matrices. Por eso en CABA hay un ingreso medio más alto que en el resto de la Argentina”, precisó.

“En otros casos las jurisdicciones se destacan por tener recursos valiosos. Pasa con las provincias patagónicas petroleras, como Neuquén, Chubut y Santa Cruz, que además tiene minería. También se da una situación similar en Tierra del Fuego, que tiene algo de petróleo y las industrias de sustitución, que pagan alto porque hay poca oferta laboral”, continuó el especialista de la entidad mediterránea.

“Las provincias del norte, por el contrario, no tienen tantos recursos que sean considerados ‘muy’ valiosos y están lejos de los grandes centros de consumo y de los puertos”, apuntó.

“Por un lado está el sur, donde se encuentran las provincias petroleras, que tienen alto valor agregado, buenos niveles de ingresos y pocos habitantes. lo que se refleja claramente en las estadísticas”, comentó el economista.

“Dentro de ese mismo grupo se puede considerar a CABA, donde están las grandes compañías y se encuentran los salarios más altos; aunque también es cierto que el costo de vida es mayor al promedio”, agregó Laza.

En un segundo grupo, Laza mencionó a Santa Fé, Córdoba y Provincia de Buenos Aires. Las tres tienen buen nivel de ingresos y alta participación en la distribución de la masa de recursos monetarios porque tienen una composición de la matriz productiva fuerte, con buena participación de los cereales y oleaginosas. Cuando hay buenas cosechas no queda el efecto solo en la provincia de Buenos Aires, sino que llega también a las otras provincias mencionadas”, ejemplificó.

“Además, en esa zona del país hay una enorme presencia de asentamientos industriales, principalmente a lo largo de la famosa ruta 9″, sumó el economista.

El tercer grupo de provincias distinguido por el especialista está conformado por las regiones de Cuyo, NEA y NOA. “Se trata de jurisdicciones con poco peso sobre el PBI nacional y con matrices productivas de bajo valor agregado. Además están muy lejos de los puertos y sin sistema apto de ferrocarriles, por lo que tienen que transportar su producción en camión y la logística se hace muy cara (los altos costos comprometen los niveles salariales y los ingresos de las empresas)”, concluyó Sebastián Laza.

Daniel Garro, economista de Value International Group, contó a Infobae que “Las provincias con mayor nivel de ingreso medio familiar per cápita realizan actividades con generación de valor más alta que el promedio. En el sur, por ejemplo, está todo el desarrollo del petróleo y la minería. Eso hace que genere ingresos per cápita promedios más altos. En el caso de CABA, está claro que la mayor parte de las oficinas centrales están allí y tienen los mejores salarios. Ahí trabajan y viven las personas que están en las empresas que generan el mayor valor en la Argentina”.

“Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos también tienen un nivel alto de ingresos porque tienen soja, maíz y algo de ganadería. Las otras provincias, en cambio, producen lo que genera menos valor. Son muy agrícolas, pero es la parte que menos produce o viven directamente del Estado”, remarcó Garro.

Fuente: Infobae