3 de marzo de 2024 5:03 am
SAN SALVADOR DE JUJUY CLIMA

CIRCULAR INFO

Cómo prevenir el burnout: agotamiento y estrés en el último tramo del año

A medida que nos acercamos al final del año, el agotamiento laboral se vuelve particularmente relevante y por ende el “estar quemado” ( burnout) comienza a ser una frase que describe a la perfección esta sensación.

La sobrecarga de trabajo y la presión para cumplir con plazos ajustados, mal ambiente laboral, problemas en el liderazgo, la comunicación, la definición de roles sumado a que a fin de año aumenta la presión por cumplir objetivos y cierres anuales, incrementan las expectativas sociales en eventos sociales y la revisión de tu año sobre logros y fracasos aumentan los síntomas de trastornos como el burnout.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo definió como “el resultado del estrés crónico en el lugar de trabajo que no se ha manejado con éxito.” ¿Quiénes deben manejar de manera positiva la salud mental de las personas en el trabajo?

En la última encuesta llamada Burnout 2023, del portal Bumeran, la cantidad de argentinos que dice sufrir el síndrome del quemado pasó de 81% en 2021 a 94% este año, registrando también a Chile con un 91% , Panamá con 83%, Ecuador con 79% y Perú, con 78%.

Estas estadísticas son una clara expresión de una necesidad de cambio de políticas y sistemas organizacionales. Hay que sostenerse en esta transición, los cambios serán inminentes ya que este modelo organizacional no seguirá por mucho tiempo.

Las personas están enfermando cada vez más, hay más licencias, más rotación y menos talento disponible. En esta estadística se muestra que en el 56% de las empresas no se hace nada para combatirlo. Solo un 28% dijo que se brinda ayuda emocional y un 5% ofrece el acceso a servicios de salud mental. Triste realidad y mucho por hacer tanto a nivel organizacional como personal. Las organizaciones deben trabajar en programas de prevención en Salud mental laboral, incluir y accionar cuando una persona empieza a tener síntomas incipientes de estrés, agotamiento o depresión, capacitar a los líderes de la nueva era y comprender de raíz que las recetas aplicadas hasta ahora intoxican.

“Como psicóloga del trabajo, aplicando el enfoque del método Tarasiewicz, ayudo a numerosos pacientes que enfrentan manifestaciones del síndrome de “Burnout”, explica la Lic. Tarasiewicz que está al frente de la consultora Trabaja Mejor.

¿Cómo darte cuenta que te estás “quemando” por el trabajo?

Las personas sienten un gran agotamiento mental que afecta su vida y su trabajo. A nivel físico, se pueden experimentar los siguientes síntomas: fatiga extrema, dolores de cabeza recurrentes, insomnio, aumento de peso, y tensión muscular. Emocionalmente, se manifiesta en cambios en el estado de ánimo, aumento en la ansiedad o depresión, marcada falta de motivación, distanciamiento afectivo y, en algunos casos, despersonalización.

Por lo que las personas que padecen este síntoma tienden a faltar más al trabajo, expresan sus emociones de manera más intensa, enfrentan más conflictos interpersonales, experimentan episodios de llanto sin una causa aparente y les cuesta concentrarse en sus tareas diarias.

Estrategias efectivas para mitigar el burnout

A nivel personal es importante adoptar estas herramientas que serán de gran ayuda:

“Me Tengo a mí”: es muy importante recordar que fuiste vos quien llegó hasta acá y que pasaste muchos momentos críticos desde que naciste. Capitalizar esa información y reconocerse resiliente es un gran valor.

Entender la diferencia entre la vida (personal) y el trabajo (rol)

Aprender a decir no y establecer límites claros en tu carga de trabajo y compromisos personales. No se exija demasiado.

Planificación y organización: Planificar con anticipación y establecer prioridades puede ayudar a reducir el estrés.

Tomarse descansos regulares: Incluso en momentos ocupados, hay que tomarse el tiempo para descansar y recargar energías. Los breves momentos de relajación pueden marcar una gran diferencia.

Comunicación abierta: hablá con tus líderes, equipos, socios sobre sus límites y preocupaciones. Una comunicación abierta puede llevar a soluciones que reduzcan la presión.

Cuidado personal: Asegurate de cuidar tu salud física y mental. Esto incluye dormir lo suficiente, mantener una dieta equilibrada y practicar técnicas de manejo del estrés como la meditación o el ejercicio.

Apoyo social: Mantené una red de apoyo con amigos y familiares. Compartir sus preocupaciones y buscar ayuda emocional puede ser beneficioso.

Buscar ayuda profesional: Si sentis que el “Burnout” está afectando gravemente tu vida, buscá la ayuda de un psicólogo clínico especializado en trabajo o el profesional de confianza que pueda guiarte. Es vital que no te quedes solo/a y puedas expresar lo que te pasa.

Fuente: ambito.com