12 de junio de 2024 12:59 pm
SAN SALVADOR DE JUJUY CLIMA

CIRCULAR INFO

Gobernadores temen que Javier Milei aplique más “látigo” ante fracaso del Pacto de Mayo

Los gobernadores “dialoguistas” se quedaron sin Pacto de Mayo y, por ahora, también sin la restitución de los fondos coparticipables del impuesto a las Ganancias. Las protestas sociales en Misiones se espiralizan y, sin auxilio de Nación, las provincias temen un efecto contagio ante la dificultad para afrontar el pago de salarios, y aguinaldo el próximo mes, a los trabajadores estatales.

Hasta anoche, los mandatarios provinciales más cercanos a la Casa Rosada esperaban que Javier Milei los convoque a Córdoba el próximo sábado para suscribir el Pacto de Mayo. Un documento que más allá de lo simbólico, abría el camino para rediscutir las distribución de partidas en una liga integrada por gobernadores del PRO, la UCR y partidos provinciales.

Pero fue el mismo Presidente quien detonó el nacimiento de esta incipiente liga que, de a poco, empieza a construir vasos comunicantes con el los gobernadores del PJ. En solo una semana, Axel Kicillof visitó a Ignacio Torres (PRO) en Chubut y a Maximiliano Pullaro (UCR) en Santa Fe.

Anoche en una entrevista televisiva, el Presidente se refirió a los reacomodamientos en la liga de gobernadores y los contactos de Kicillof con un sector de los “dialoguistas”. “Larreta también tenía fotos con Massa y nadie decía nada. Que bueno, eso nos va a asegurar mucho liberalismo por mucho tiempo”, se mofó el jefe de Estado.

El sábado, Milei se mostrará en Córdoba sin los gobernadores. Sin Ley bases y paquete fiscal, no hay Pacto de Mayo. Una decisión de la Casa Rosada que expone en superficie los vínculos rotos y la falta de confianza entre la Casa Rosada y las provincias. Con los proyectos ya votados en Diputados, esta semana La Libertad Avanza intentará emitir dictamen con modificaciones en un plenario de comisiones del Senado.

Presión de Javier Milei

Pero en la Cámara Alta la resistencia no es solo kirchnerista. Más allá de los 33 senadores que conduce Jose Mayans, ni la UCR ni el PRO ni los partidos provinciales están dispuestos a aprobar las iniciativas tal cual llegaron de Diputados. Desacoplado de la política doméstica, el Presidente responsabilizó directamente a Guillermo Francos, Ministro del Interior, por el futuro de la batalla parlamentaria: “Ese es un tema que…, a ver, ese es un tema, yo le diría que lo tiene que hablar con el ministro Francos porque es él quien lleva, digamos, el punteo de la negociación”.

“El problema sería que ahora Milei salga a romper o interferir en la negociación con la excusa de que no se hizo el Pacto de Mayo. La situación es crítica en muchas provincias y el caso de Misiones se podría replicar en otros distritos”, explicó ante la consulta de Ámbito un gobernador que, al igual que el misionero Hugo Passalacqua, integra la liga de los dialoguistas.

“Siento que muchos no están a la altura de las circunstancias y que siguen apoyando recetas que conducen al fracaso, pero que le genera éxito en lo personal; algo que no lo podrían obtener ni en el sector privado ni en ninguna parte del mundo, ¿no? Pero para eso estamos, nos metimos acá, en este barro, para dar la pelea”, advirtió Milei esta mañana en un mensaje a los gobernadores.

Sin Pacto de Mayo, más látigo

El Presidente ratificó así uno de los principales temores de las provincias. Sin Ley bases, la Casa Rosada seguirá con el latigo fiscal para recortar partidas al margen del Congreso. “No vamos hacia el pacto y quizás el pacto se hace en junio o se hace en julio; o sea, lo que quiero decir es lo siguiente; nosotros tenemos diseñadas 4.000 reformas estructurales, entre el DNU y la Ley Bases, salieron 1.000 reformas; bueno, nosotros creemos que saldrán las que tendrán que salir y una vez que salen esas iremos por más reformas estructurales. O sea, la vocación de cambio nuestra no va a cambiar, entonces habrá un primer estadio del que saldrán las que tengan que salir las cosas y después seguiremos avanzando; o sea, nosotros no vamos a claudicar en hacer de Argentina el país más libre del mundo. Entonces, será antes, después, con más colaboración o con menos colaboración por parte de la política, con la política saboteando, pero nosotros no vamos a parar en eso”, aseguró el Presidente.

Fuente: Ámbito