20 de julio de 2024 2:41 am
SAN SALVADOR DE JUJUY CLIMA

CIRCULAR INFO

Todo lo que esconde el Acta de Mayo: nuevas reformas estructurales, baja de impuestos y más ajuste

Desde la Casa de Tucumán, con aires de “refundación nacional” de la Argentina y liturgia libertaria, el presidente Javier Milei se propone inaugurar el próximo 9 de julio la “segunda etapa” de su gobierno presentada bajo el símbolo del “Acta de Mayo” que por lo bajo impulsa un ambicioso listado de nuevas reformas estructurales del país. Así, con la victoria de la Ley Bases consumada, se concretará aquella promesa del 1 de marzo en el Congreso nacional.

La convocatoria oficial

Con la euforia de la sanción de la Ley Bases y el paquete fiscal, el viernes temprano el Gobierno volvió a convocar al Pacto de Mayo que ahora llama Acta de Mayo. Invitó a quienes “quieran acompañar el proceso de cambio que lidera Milei, a eliminar en el futuro las recetas de la miseria y abrazar las ideas de la libertad”.

En paralelo a la puesta en marcha del plan de reglamentación de la Ley Bases por decreto que El Cronista adelantó el viernes y las nuevas reformas que se prevén en materia de seguridad, el Gobierno se dispone a avanzar con la segunda etapa de gestión que conceptualmente encierra los diez puntos del Acta de Mayo que podrían extenderse a 12 puntos.

Milei presentó a la “fase I del gobierno” con la Ley Bases como “la reforma estructural más grande de la historia”. Dijo que “ya pasó la etapa del déficit cero, ahora vamos a la etapa de emisión cero, ahora se viene el cambio de régimen monetario”.

Ejes declarativos

No obstante, en los 10 puntos declarativos del Acta de Mayo se esconde en gran medida la segunda etapa o Fase II que prevé Milei para su gobierno. Según pudo reconstruir El Cronista de fuentes calificadas de la Casa Rosada, entre los ejes centrales que prevé el documento en cuestión y los planes de la segunda etapa se puede vislumbrar una serie de puntos.

La inviolabilidad de propiedad privada. Milei plantea este eje en el inicio del Pacto de Mayo. Este punto que aparece como declarativo en la práctica será en adelante un nuevo justificativo oficial para avanzar con la nueva ola de privatizaciones.

El equilibrio fiscal innegociable. También ello prevé la reducción de gasto público total en hasta un 25% del PIB. En el Gobierno aseguran así que el plan de motosierra aún no se terminó.

A la poda de contratos estatales que ya se hizo y la eliminación de secretarías le esperan más ajustes. Milei habló de recortar 70.000 puestos de trabajo estatales pero en la práctica no hubo más de 15.000 bajas según el último informe del jefe de Gabinete al Congreso. Los gremios alertaron que habrá una poda de 50.000 empleos estatales más pero el portavoz Manuel Adorni dijo que esa cifra es “excesiva”. Estas horas son determinantes: desde el viernes empezaron a llegar nuevas bajas.

Algunos funcionarios empiezan a sostener en reserva que será imposible dar con el número que busca el Presidente porque ello implicaría la ausencia de gestión en algunas áreas del Estado. Hay secretarios de Estado que se quejan por la falta de empleados, la escasa remuneración o la poda de horas extras. En la práctica esto implica un freno en la gestión pública. Pero Milei quiere avanzar igualmente con un mayor ajuste.

Para instrumentar este esquema de “equilibrio fiscal innegociable”, el presidente Milei vetará cualquier propuesta legislativa que implique aumento del gasto. Allí incluye al proyecto de ley de la oposición que impulsa un aumento para los jubilados al mismo tiempo que una iniciativa tendiente a incrementar el presupuesto en ciencia y tecnología.

Impuestos y coparticipación

Una reforma tributaria. Este es otro de los puntos que plantea el Acta de Mayo y que el Gobierno piensa en la práctica con una reducción de impuestos.

De hecho, el Presidente dijo que el ministro de Economía, Luis Caputo, va a concretar la eliminación del impuesto PAIS. “Hay cuestiones operativas que resolver, imagino que podrá ser en agosto”, adelantó. También el propio Caputo prometió ante los empresarios de la construcción una reducción de hasta el 90% de los impuestos que atañen a ese sector.

El portavoz Manuel Adorni admitió que la eventual baja de impuestos coparticipables implicará una reducción de ingresos para las provincias pero subrayó que “esa es una cuestión matemática”.

Rediscutir la coparticipación. El Gobierno plantea este tema como una necesidad histórica de la Argentina aunque en la intimidad en la Casa Rosada admiten que con la mayoría limitada de bancas del oficialismo es inviable avanzar con una nueva ley de coparticipación que requiere de una mayoría especial y un acuerdo de todos los gobernadores.

En el resto de los puntos planteados por el Acta de Mayo hay cuestiones que ya se avanzó con la Ley Bases como la reforma laboral, desregulaciones en la economía y un esquema de promoción de inversiones como el RIGI que apunta a aumentar la explotación de los recursos naturales, entre otras cosas.

Se prevé incluir en este Acta de Mayo temas relacionados con la producción y la educación. Aunque no está claro aun el alcance que podrían tener estos temas. Se prevé el lanzamiento de un nuevo plan nacional de alfabetización que se conocerá el 4 de julio. Pero quizás haya otros ejes ocultos que depara la segunda etapa gubernamental.

Fuente: Cronista