25 de mayo de 2024 7:52 am
SAN SALVADOR DE JUJUY CLIMA

CIRCULAR INFO

El boleto de colectivo se acerca a $1.000 en algunas provincias de Argentina: San Salvador de Jujuy en el ranking nacional

En algunas ciudades de Argentina el boleto mínimo de colectivo ya tiene un precio cercano a los $1.000 tras la eliminación del Fondo Compensador del Interior (FCI) que decidió el Gobierno nacional, por el cual se subsidiaba a las líneas del interior. En los próximos meses cada jurisdicción definirá nuevos incrementos para compensar la diferencia entre el costo de las empresas operadoras y lo que pagan los usuarios.

En el caso del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) el aumento de febrero hizo que dejara de estar entre las regiones del país con el pasaje más bajo. La Secretaría de Transporte definió que no aplicará en abril la fórmula de actualización bimestral ajustada por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec, que marcó una variación del 36%, ya que el equipo económico busca no sumar presión a la inflación.

El ranking de tarifas de transporte automotor urbano que confeccionó la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor (AAETA) sobre 58 ciudades arrojó que el boleto mínimo con el valor más alto en el país es el de Bariloche, con 980 pesos. El top 5 lo completan General Roca ($940), Coronel Rosales ($880), Centenario ($853) y Cipoletti ($850).

Completando los primeros diez puestos quedaron: Ushuaia ($800), San Antonio Oeste ($800), Necochea ($798), Pergamino ($751) y Mar del Plata ($750).

Entre los 10 más baratos se encuentran: Pinamar-Gesell ($280), AMBA ($270), Olavarría ($261), Catamarca ($250), Posadas ($250), Comodoro Rivadavia ($244), Trelew ($205), Mendoza ($200), Río Gallegos ($197) y Río Grande ($192).

La capital jujeña ocupa el puesto 32 en la tabla con el boleto más económico de su cuadro tarifario, es decir, 670 pesos, costo que rige desde el lunes 18 de marzo, siendo la segunda suba del mes. Sin embargo, su tramo de mayor costo entre San Salvador y León que se ubica en 1071.80 supera al puesto 1 de la medición nacional.

El caso del AMBA

El Gobierno tiene decidido quiénes tendrán un aumento en el transporte público de pasajeros en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) a partir de abril. Si bien estaba previsto que se aplique la fórmula de actualización bimestral por inflación para todos los boletos de trenes y colectivos, finalmente solo tendrán incrementos los usuarios que no hayan registrado la tarjeta SUBE a su nombre.

No es la primera vez que el objetivo de reducir el gasto en subsidios del Ministerio de Economía choca contra los debilitados bolsillos de los consumidores. Las subas en electricidad fueron menores a las previstas, las del gas se postergaron y las del combustible aún no alcanzaron el objetivo oficial de la paridad de importación.

Según afirmaron a Infobae fuentes oficiales, la idea es que desde el mes que viene solo los usuarios que no hayan registrado su tarjeta SUBE tengan aumentos en el AMBA. En detalle, el boleto mínimo de colectivos para estos pasajeros saltará un 60% de $270 a $430 mientras que el primer tramo de trenes pasará al doble, de $130 a 260 pesos.

De todos modos, la posibilidad de realizar la “nominalización” del plástico continuará abierta. En total ese trámite ya fue realizado por más de 2 millones de personas, según datos oficiales, por lo que se multiplicó por 10 veces el promedio de registración en comparación a la previa de la normativa.

De la última resolución que publicó Transporte se desprende la aplicación de una fórmula de actualización bimestral a partir de la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec. En el sector explican que el incremento debería estar en torno al 30%, pero desde la Secretaría de Transporte que conduce Franco Mogetta afirmaron: “No hay aumentos previstos”.

Ahí el Gobierno se encuentra en un dilema: convalidar el aumento en base a inflación impactaría en los debilitados bolsillos de los usuarios pero su postergación implica una mayor cobertura con subsidios, en el marco del objetivo de reducir las subvenciones al transporte en al menos 0,2 puntos del PBI este año. Es una de las partidas a recortar que espera el Ministerio de Economía para sostener el superávit fiscal.

En ese marco, hay una puja con las empresas de colectivos que circulan entre el conurbano bonaerense y la Ciudad de Buenos Aires (CABA). Las cámaras reclaman una deuda de $50.278 millones por subsidios correspondientes al primer bimestre del año. Desde Transporte señalaron a este medio que el monto adeudado son “únicamente” $10.000 millones.

Fuente: Infobae