20 de julio de 2024 3:03 am
SAN SALVADOR DE JUJUY CLIMA

CIRCULAR INFO

Las paritarias docentes mantienen un clima de tensión en Santa Fe, Salta y Jujuy

Las paritarias con los gremios docentes en Santa Fe, Salta y Jujuy se encuentran en plena ebullición, en un escenario de aumento permanente en el costo de la canasta básica alimentaria, el transporte y los servicios públicos, y con gobiernos provinciales que padecen la sequía de recursos nacionales, ante la decisión del presidente Javier Milei de recortar partidas que eran claves, como el Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID), y ponerle fin a la paritaria nacional del sector.

En Santa Fe la situación escaló, tras un paro de dos días de hace dos semanas, por el anuncio de la gestión del gobernador radical Maximiliano Pullaro de implementar el Programa Asistencia Perfecta, premio económico a los maestros que no falten y al que desde el gremio docente Amsafé se calificó como “presentismo”. Una iniciativa similar a la que había tomado en Mendoza el también radical Alfredo Cornejo en su primera gestión, con el llamado “ítem aula”, que en rigor mejoró la presencia de los docentes en las aulas.

Por ello, este lunes la conducción gremial hizo dos presentaciones ante el Ministerio de Trabajo provincial. Una de ellas para que el Ejecutivo se abstenga de implementar el presentismo al sector docente; la segunda, para que se informe cuándo cobrarán los jubilados el aumento del 18% acordado el mes pasado, para cerrar la paritaria 2023. Aunque no hicieron presentaciones formales, Sadop y UDA adhirieron a los reclamos.

“Venimos a exigir que se discuta en paritarias. Se tiene que dar marcha atrás, entendemos no solo que es extorsivo y obliga a que tengamos que ir a trabajar enfermos, sino que el presentismo implica modificar el régimen laboral y el salario junto a las condiciones de trabajo que se discuten en paritarias”, sostuvo ante varios medios Rodrigo Alonso, secretario General de Amsafé, tras concretar la presentación de los reclamos.

El ministro de Educación, José Goity, defendió la decisión de implementar el programa de asistencia al sostener: “Queremos premiar a los docentes que hacen un esfuerzo extraordinario”. “De ninguna manera se afecta a los docentes que tengan faltas justificadas, porque van a seguir percibiendo su salario como corresponde”, indicó. En los próximos días se concretaría una nueva convocatoria para abrir las paritarias.

Por el norte

En Salta, los gremios estatales rechazaron el incremento del 15% que ofreció el gobierno provincial la semana pasada, a pagar en tres cuotas mensuales. La postura fue acordada por la mayor parte de las organizaciones que representan a los trabajadores y se tradujo en una nota en la que le exigen al gobernador Gustavo Sáenz un aumento salarial para abril de un 36,9%. Además, solicitaron la correcta liquidación de haberes de enero, febrero y marzo, más la implementación de paritarias mensuales.

La secretaria general del Sindicato de Trabajadores de la Educación de la Provincia de Salta (SITEPSA), Victoria Cervera, señaló que hay malestar en el sector docente por la inexistencia de negociaciones, tal como sucedió en marzo, “cuando el gobierno estableció de manera unilateral una suba salarial del 6%”. “Lo otorgado es imposible de analizar, en un contexto de la depreciación del salario, de la suba permanente de precios de la canasta alimentaria y del aumento de hasta el 300% de los servicios públicos”, indicó.

El ministro de Economía salteño, Roberto Dib Ashur, destacó en una entrevista que “la provincia tuvo que hacer un gran esfuerzo para realizar la propuesta salarial debido a que la recaudación está por debajo del gasto, con un déficit de $14.000 millones”. Se espera que esta semana se retome el diálogo entre las partes. En las últimas horas, la ministra de Educación, Cristina Fiore, expresó que “existe la posibilidad de empezar a analizar el pedido de los docentes para que la provincia se haga cargo del pago del FONID”, que no se está abonando por el recorte de la Nación.

En el caso de Jujuy, este martes hubo paro de los dos grandes gremios que aglutinan a la docencia provincial, el Centro de Docentes de Enseñanza Media y Superior (CEDEMS) y la Asociación de Educadores Provinciales (ADEP). La medida de fuerza fue en adhesión a la Marcha Federal Universitaria y en rechazo al aumento salarial del 18% que ofreció el gobierno del radical Carlos Sadir, en dos partes. Además, un bono de $20.000 para mayo, destinado a los maestros que perciben salarios inferiores a los $400.000.

Silvia Vélez, referente de ADEP, indicó que el aumento salarial del 30% otorgado en el arranque del año fue suficiente. “El salario ya no alcanza para cubrir nuestras necesidades básicas, estiramos nuestros sueldos para que nos alcance hasta 25 días pero ya no se puede llegar ni a 15, lo que está llevando a muchos docentes a buscar cargos alternativos”.

“Queremos cobrar lo que indica la Canasta Básica”, manifestó Mercedes Sosa, secretaria general del CEDEMS. “Nos quitaron el FONID, nos están quitando los abonos para llegar a las escuelas y se cierran divisiones, si no se llega a cuarenta estudiantes. Se está aplicando una política de ajuste y están quedando docentes cesantes”, agregó a Ámbito. La Multisectorial Sindical Intergremial jujeña se reunirá esta semana para tomar decisiones, entre ellas, una posible marcha, si el gobierno provincial no responde a los reclamos en los próximos días.

Fuente: Ámbito