15 de junio de 2024 11:22 am
SAN SALVADOR DE JUJUY CLIMA

CIRCULAR INFO

Infancia y adolescencia: cómo controlar el tiempo frente a las pantallas

A los jóvenes les puede resultar difícil controlar el tiempo que pasan delante de las pantallas, sobre todo cuando están inmersos en redes sociales o videojuegos que están diseñados para enganchar a los adolescentes.

Al respecto, especialistas recomiendan tres maneras de ayudar a los adolescentes a encontrar un equilibrio saludable con el uso de los dispositivos electrónicos.

1. Interésate por lo que tu hijo o hija piensa de la tecnología

Los jóvenes usan las pantallas para muchas cosas, como ver documentales, aprender con videos,o relacionarse con sus amigos. Las conversaciones con los adolescentes sobre cómo usan sus dispositivos suelen ser más productivas si las abordamos desde la curiosidad. Averigua qué es lo que más y lo que menos le gusta del uso de la tecnología. Anímalo a pensar cómo se siente al realizar distintas actividades digitales. Así mejorará su complicidad y podrán hablar abiertamente de establecer límites que ayuden a tu adolescente a vivir la mejor experiencia posible.

2. No dejes que el tiempo frente a la pantalla sustituya otras actividades

En lugar de estar en contra de que su hijo adolescente use pantallas, esté a favor de que participe en actividades que apoyen un desarrollo saludable. Los adolescentes que pasan mucho tiempo concentrados en sus tareas escolares, disfrutando de las interacciones en persona, ayudando en la casa o en la comunidad y siendo físicamente activos tienden a tener las relaciones más saludables y equilibradas con las pantallas.

3. Da ejemplo al usar las pantallas

Los jóvenes observan lo que hacemos casi tanto como escuchan lo que decimos. Si tus hábitos de uso de las pantallas son saludables ayudarás a tu adolescente a hacer lo mismo, y te será más fácil aplicar tus normas sobre el tiempo que les dedican. Por ejemplo, puedes decirle: “Por la noche dejo mis dispositivos fuera de la habitación porque me impiden dormir bien, y dormir es esencial para mi salud física y mental. Tener las mismas reglas para los dos es una forma de protegerte”.

  1. Fuente: UNICEF